Formación Programada por las Empresas será el nuevo nombre que reciba a partir de ahora la anteriormente conocida como “formación bonificada”, según el Real Decreto-ley 4/2015 de 22 de marzo (artículo 10), donde sus acciones formativas deben responder a aquellas necesidades reales, inmediatas y específicas, en lo que a formación se refiere, tanto de las empresas como de sus trabajadores.

Siempre que dispongan de los medios propios necesarios, las empresas podrán organizar la formación de sus trabajadores por sí mismas o recurrir a la contratación de una entidad formativa acreditada y/o inscrita en el registro de entidades de formación habilitado por la Administración Pública competente. Ni la actividad de organización ni la de impartición podrán ser en ningún caso objeto de subcontratación.

Obligaciones de las empresas respecto a la formación programada

Independientemente de la opción que elija a la hora de organizar la formación de sus trabajadores, la empresa tiene la obligación de:

  • Comunicar el inicio y la finalización de las acciones formativas programadas bajo esta iniciativa a la Administración.
  • Asegurar el correcto desarrollo de las acciones formativas, así como de su seguimiento, control y evaluación.
  • Adecuar la formación programada impartida a sus necesidades formativas reales.

Crédito y cofinanciación para formación programada

En esta nueva Formación Programada por las Empresas, éstas tienen a su disposición un “crédito de formación”, que les permite financiar los costes producidos por la formación de sus trabajadores, y el cual pueden hacer efectivo a través de bonificaciones en las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social.

Formación Programada INESEM - Cursos y Master bonificados

En el Real Decreto-ley 4/2015, de 22 de marzo, la cofinanciación privada de las empresas se ha visto modificada, ya que a partir de ahora también se les aplica a las empresas con menos de 10 trabajadores, algo que en el Real Decreto 395/2007 y Orden TAS 2307/2007 no ocurría. Las entidades participan en la financiación de la formación de su plantilla con sus propios recursos, según los porcentajes mínimos establecidos sobre el coste total de la formación en función de su tamaño:

  • Empresas de 6 a 9 trabajadores: 5%
  • Empresas de 10 a 49 trabajadores: 10%
  • Empresas de 50 a 249 trabajadores: 20%
  • Empresas de 250 o más trabajadores: 40%

Entidades recomendadas para realizar formación programada

Actualmente INESEM es la entidad acreditada para la organización e impartición de acciones formativas de formación programada que cuenta con la mayor oferta a nivel nacional de Cursos y Másters bonificables. Para consultar dicho catálogo puedes visitar www.formacioncontinua.eu